El pasado jueves 29 de septiembre tuvimos nuestro primer taller de letras con flores preservadas, uno de los productos estrella de nuestra tienda online.

Todo lista para cuando lleguen las alumnas...

Todo listo para cuando lleguen las alumnas…

La verdad es que estábamos algo nerviosos, pues le habíamos dedicado mucho tiempo y cariño a prepararlo y queríamos que todo saliera a la perfección…  Poco a poco fueron llegando las alumnas; nos fuimos conociendo y rompiendo el hielo.

Mar y Laura, las profesoras del taller, descubrieron con gran sorpresa, la pasión por las flores y las manualidades de muchas de las alumnas. Otras les explicaron que estaban allí porque amigas suyas les habían regalado el taller. ¿Un buen regalo, no os parece?

merienda-taller-letras-con-flor-preservada

Poco a poco, como ya había pasado en talleres anteriores,  se formó una atmósfera muy entrañable y especial, en la que todo fluía a la perfección. Un montón de risas  y confesiones, mientras se servían cafés, tés, croissants recién hechos, fruta, zumo… y es que en nuestros talleres nunca falta una buena merienda!

Tras las presentaciones y  la merienda nos pusimos manos a la obra…

Todas las asistentes al curso tenían preparado el material necesario, desde la letras que habían solicitado hasta las herramientas necesarias y, claro, las flores preservadas.

 

Y paso a paso, flor a flor, entre risas y mucho compañerismo, las alumnas fueron dando cuerpo a sus creaciones…

 

Y aquí tenemos el resultado final…

taller-de-letras-con-flor-preservada-10

¡Unas verdaderas artistas! ¿No os parece? Cada alumna se llevo a casa su letra con flor preservada. Una flor que tiene un aspecto totalmente natural, pero que dura muchos, muchos años (podéis conocer más sobre cómo lo conseguimos en este link “Flores preservadas: El secreto de la juventud eterna

Desde aquí  queremos dar las gracias a todas las chicas que asistieron al taller, por su simpatía, su implicación, sus ganas, su arte… y por hacer que lo pasáramos de maravilla. ¡Os esperamos en el próximo!